Razones y maneras para recuperar las ganas de actividad sexual en momentos difíciles

Sabemos que mantener actividad sexual periódica es un indicador considerado positivo en los estudios de calidad de vida ya que presenta beneficios demostrados a nivel físico y psicológico.

Sin embargo, cuando tenemos problemas, cuando nos sentimos psicológicamente mal es cuando menos actividad sexual solemos tener.
Considero que es interesante analizar y reflexionar sobre aquellas razones por las que nos beneficia recuperar la actividad sexual y también que podemos hacer para conseguirlo.
Me parece oportuno aclarar que cuando me refiero a actividad sexual,, me estoy refiriendo a aquellas actividades sexuales diversas que producen bienestar y placer cuando la persona está sola o acompañada.
Si empezamos por los beneficios físicos que produce una actividad sexual, hemos de tener en cuenta que una actividad sexual es un ejercicio físico que moviliza importantes sistemas orgánicos como es el vascular, el neuroendocrino, el osteoarticular, o el inmunitario. Por lo tanto, tiene un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular, favorece el sueño, mejora el estado de ánimo, mejora la atrofia y la funcionalidad genital, es analgésico, etc
Respecto a los beneficios psicológicos, Incrementa la autoestima porque la sensación de placer, aceptación y reconocimiento de tu propio cuerpo mejoran el autoconcepto.
Por otro lado, la liberación de dopamina y endorfinas generan sensaciones de placer y de bienestar positivos y los orgasmos reducen el estrés porque entre otras cosas reducen el cortisol.
En el caso de compartir actividades sexuales con otras personas, nos podemos encontrar con el plus añadido de la motivación de provocar excitación y la curiosidad de recibirla, el deseo relacional , la intimidad emocional o las sensaciones agradables como abrazar, tocar, besar,etc que activan nuestro optimismo y nuestros sentimientos positivos al sentirnos deseados o deseadas.

¿Cómo podemos recuperar el deseo por el sexo después de un tiempo sin práctica?

Si se lleva tiempo sin actividad, yo recomiendo empezar haciendo la reflexión de la importancia de recuperarla y adjudicar un tiempo a su recuperación.
Se puede empezar con algunas sesiones de relajación que se pueden repetir las veces que sea necesario. En estas sesiones es importante concentrarnos en nuestras sensaciones corporales, desde la respiración se puede hacer un recorrido por todas las partes del cuerpo y sentirlas.
Podemos continuar con un tiempo dedicado a recordar experiencias eróticas-sexuales, crear fantasías sexuales, leer literatura erótica u otros estímulos sexuales que nos activen cerebralmente el deseo.
Dependiendo del ritmo de cada persona el siguiente paso sería la autoestimulación genital centrada en las sensaciones genitales o combinadas con la parte de estímulos cerebrales.

¿En el caso de tener una pareja con la que se lleva tiempo sin relaciones sexuales cómo sería?

Cuando el sexo lleva años ausente, volver a tocar a la otra persona es un acto que requiere valor y atrevimiento. Es casi como plantearse tener relaciones sexuales con un total desconocido, sin saber cuál va a ser su reacción.
Retomar el contacto físico requiere más esfuerzo y tiempo por las dos partes. Yo propongo que se fijen dos planes semanales y que sea uno el que lo planee, mientras el otro miembro de la pareja se limite a disfrutarlo”.
Hay que evitar ir directamente a las relaciones coitales y empezar el acercamiento poco a poco, primero con masajes, caricias, juegos eróticos o contacto físico para crear un clima de confianza y favorecer la aparición del deseo
Los masajes eróticos son perfectos para que los desganados se pongan en modo sexual.
Las personas tenemos una gran capacidad de adaptación y de reinvención, en estos tiempos en que estamos viviendo, donde la incertidumbre está tan presente hemos de recuperar y adaptar aquellas estrategias que tenemos todas las personas para estar mejor, y eso es nuestra sexualidad.
La sexualidad como dice la OMS es una parte fundamental del ser humano, que nos permite, disfrutar, soñar, vivir, motivarnos, confiar… Activa nuestros sistemas de recompensa y nos ayuda a mantener nuestra salud y muy importante es que está al alcance de todas las personas y es gratuita.

Francisca Molero Rodríguez

The post Recuperar las ganas appeared first on instituto iberoamericano de sexología.